Se ha producido un error en este gadget.

martes, 30 de marzo de 2010

¡¡¡QUE MALA EDUCACION!!!



No se asusten, no voy a abordar un tema ya tocado, nótese que titule mala educación y no irrespetuoso.


Aclaremos, una cosa es la falta de respeto y otra muy distinta la falta de educación, si bien la buena educación comienza en casa también es cierto que nuestros mayores educadores son los maestros, en las escuelas, ya sean públicas o privadas, y la verdad es que es arto sabido que hoy en día es muy deficiente el sistema educativo en la Argentina.

¿Por qué digo “nuestros mayores educadores”?

Pues porque nuestros primeros educadores son nuestros padres, que no les toca una tarea fácil por cierto, pero lo hacen en un entorno contenido, ya que en nuestro primeros años de vida nos movemos dentro del ámbito familiar, es decir, las únicas caras que vemos son las de nuestros familiares directos, y es de suponer, salvo raras excepciones, que no van a representar ninguna amenaza en primer lugar y tampoco ningún desafío.

Pero no es así con nuestras maestras jardineras y nuestros maestros de escuela, sobre todo el nivel primario, ya que nos encontramos por vez primera con nuestros pares, y se sientan las bases de nuestra buena formación social; tenemos que aprender a compartir, ya que no estamos jugando solos, debemos aprender a expresarnos, ya que no están papá y mamá para entendernos, debemos insertarnos en el mundo social, y esto, a pesar de que a muchos padres no les guste o no estén de acuerdo, es lo que nos va a regir por el resto de nuestra vida.



 
Si bien esta probado que en los primeros cinco años de vida se forma nuestro carácter, también es cierto que es fundamental el insertarnos en la sociedad, y esto no solo se logra aprendiendo solamente las normas de convivencia, no, para esto también esta la educación escolar, ya que nos enseñan a insertarnos socialmente no solo en cuanto al comportamiento de cada individuo, sino, y creo yo que tan importante, en cuanto a la forma de expresarse, la forma de entendernos, esto claro por el lado del lenguaje, a poder enfrentar problemas y poder solucionarlos, por intermedio de las matemáticas, a entender nuestra propia identidad, a través de la historia, a comprender quienes y como nos gobiernan, a través de las ciencias sociales, a respetar nuestro entorno natural, a través de la biología, y así podría seguir enumerando la aplicación práctica para cada materia, que muchas veces, incluso nosotros los adultos decimos: “Y esto para que carajos me sirve”. Un ejemplo es la charla que tuve en alguna oportunidad con un compañero de trabajo padre de un chico en edad escolar, el cual hablando sobre los temas que se enseñan en la escuela dijo: “Yo no se por qué rompen tanto las bolas con el tema de los tiempos verbales, si para hablar solamente usamos el presente”, acto seguido hice el siguiente análisis: Si bien no es cierto que para hablar usamos solamente el tiempo presente, ya que de ser así seriamos una población que no podríamos proyectar nuestro futuro, no podríamos decir “El día de mañana voy a comprarme una casa”, ya que no sabríamos conjugar el verbo en futuro perfecto. No obstante esto, si es cierto que no solemos usar todos los tiempos verbales para expresarnos verbalmente, valga la redundancia, pero si es cierto que si queremos leer un libro cualquiera, ya sea un simple cuento de niños como una novela adulta, nos veríamos en la dificultad de poder comprender e interpretar totalmente el texto, ya que, lamentablemente para mi compañero y para muchos que opinan lo mismo que él, en los libros se usan casi todos los tiempos verbales.

Bueno, ¿que quiero decir con toda esta sanata?

Simple, que la educación escolar es uno de los pilares fundamentales de toda sociedad, y que debemos tanto padres como alumnos exigir de alguna manera que se vele por la excelencia educativa en la República Argentina.

Yo se que me metí en un tema escabroso, pero me gustaría saber sus opiniones para poder seguir debatiendo el tema en entradas venideras.

Por lo pronto será hasta el martes que viene!!!!

2 comentarios:

rolhernan76 dijo...

hola perdon hace unos días que no me conecto la verdad hoy no voy aopinar solo voy a dejarte un abrazo para vos ****

Anónimo dijo...

Hay un porque en toda consecuencia y es la causa, porque somos mal educados, porque somos analfabetos, poqrque no respetamos, porque no ayudamos al projimo y la causa es uno mismo. El ser humano al adquirir disernimiento por autoconciencia sabe lo que esta mal o bien, lo que le conviene y no; asi y todo generalmente elige mal. Quizas en todas las etapas de nuestra vida, debemos seguir los ejemplos que nos convienen y no reprochar al que nos lo da sino a nosotros mismos por no tomar lo debido. Hasta aqui mi opinion, espero aportar a la causa un granito de arena, fuerza chaumerio y mucha suerte. Alberto de Haedo.

QUE TE PARECIO ESTA ENTRADA?