Se ha producido un error en este gadget.

martes, 30 de marzo de 2010

¡¡¡QUE MALA EDUCACION!!!



No se asusten, no voy a abordar un tema ya tocado, nótese que titule mala educación y no irrespetuoso.


Aclaremos, una cosa es la falta de respeto y otra muy distinta la falta de educación, si bien la buena educación comienza en casa también es cierto que nuestros mayores educadores son los maestros, en las escuelas, ya sean públicas o privadas, y la verdad es que es arto sabido que hoy en día es muy deficiente el sistema educativo en la Argentina.

¿Por qué digo “nuestros mayores educadores”?

Pues porque nuestros primeros educadores son nuestros padres, que no les toca una tarea fácil por cierto, pero lo hacen en un entorno contenido, ya que en nuestro primeros años de vida nos movemos dentro del ámbito familiar, es decir, las únicas caras que vemos son las de nuestros familiares directos, y es de suponer, salvo raras excepciones, que no van a representar ninguna amenaza en primer lugar y tampoco ningún desafío.

Pero no es así con nuestras maestras jardineras y nuestros maestros de escuela, sobre todo el nivel primario, ya que nos encontramos por vez primera con nuestros pares, y se sientan las bases de nuestra buena formación social; tenemos que aprender a compartir, ya que no estamos jugando solos, debemos aprender a expresarnos, ya que no están papá y mamá para entendernos, debemos insertarnos en el mundo social, y esto, a pesar de que a muchos padres no les guste o no estén de acuerdo, es lo que nos va a regir por el resto de nuestra vida.



 
Si bien esta probado que en los primeros cinco años de vida se forma nuestro carácter, también es cierto que es fundamental el insertarnos en la sociedad, y esto no solo se logra aprendiendo solamente las normas de convivencia, no, para esto también esta la educación escolar, ya que nos enseñan a insertarnos socialmente no solo en cuanto al comportamiento de cada individuo, sino, y creo yo que tan importante, en cuanto a la forma de expresarse, la forma de entendernos, esto claro por el lado del lenguaje, a poder enfrentar problemas y poder solucionarlos, por intermedio de las matemáticas, a entender nuestra propia identidad, a través de la historia, a comprender quienes y como nos gobiernan, a través de las ciencias sociales, a respetar nuestro entorno natural, a través de la biología, y así podría seguir enumerando la aplicación práctica para cada materia, que muchas veces, incluso nosotros los adultos decimos: “Y esto para que carajos me sirve”. Un ejemplo es la charla que tuve en alguna oportunidad con un compañero de trabajo padre de un chico en edad escolar, el cual hablando sobre los temas que se enseñan en la escuela dijo: “Yo no se por qué rompen tanto las bolas con el tema de los tiempos verbales, si para hablar solamente usamos el presente”, acto seguido hice el siguiente análisis: Si bien no es cierto que para hablar usamos solamente el tiempo presente, ya que de ser así seriamos una población que no podríamos proyectar nuestro futuro, no podríamos decir “El día de mañana voy a comprarme una casa”, ya que no sabríamos conjugar el verbo en futuro perfecto. No obstante esto, si es cierto que no solemos usar todos los tiempos verbales para expresarnos verbalmente, valga la redundancia, pero si es cierto que si queremos leer un libro cualquiera, ya sea un simple cuento de niños como una novela adulta, nos veríamos en la dificultad de poder comprender e interpretar totalmente el texto, ya que, lamentablemente para mi compañero y para muchos que opinan lo mismo que él, en los libros se usan casi todos los tiempos verbales.

Bueno, ¿que quiero decir con toda esta sanata?

Simple, que la educación escolar es uno de los pilares fundamentales de toda sociedad, y que debemos tanto padres como alumnos exigir de alguna manera que se vele por la excelencia educativa en la República Argentina.

Yo se que me metí en un tema escabroso, pero me gustaría saber sus opiniones para poder seguir debatiendo el tema en entradas venideras.

Por lo pronto será hasta el martes que viene!!!!

martes, 23 de marzo de 2010

NO TODO ESTA PERDIDO!!!!!


Hola, cómo están todos?
En mi anterior entrada hablé sobre la falta de respeto, siendo que el respeto es una de las bases de la convivencia en toda sociedad, por lo tanto, es muy importante recuperar éste respeto ya que sin él la convivencia entre nosotros mismos como pueblo hermano sería imposíble.

Ahora, ¡NO TODO ESTA PERDIDO!!!!, sí aunque parezca increible a pesar de todo no estamos en el fondo del pozo, aún. Porque, aunque muchos no lo crean este blog tiene una intención positiva, ya que no tiene como finalidad el criticarnos como seres humanos haciendo notar nuestras miserias, sino todo lo contrario, estoy apelando a aquellas personas que todavía mantienen esos valores que nos hacían, a los argentinos de antaño, confíar en la palabra, que el almacenero nos fíe, que el vecino nos preste unos mangos porque no llegamos a fin de mes y no tenga miedo de que no se lo devolvamos, de que no tengamos que irnos trescientos o cuatrocientos kilomentros de la capital para ver que hay gente macanuda.


Es cuestión de volver a establecer nuestras prioridades, porque todo se trata de eso; ahora, ustedes diran, pero mi primera prioridad es mi FAMILIA, y no lo pongo en duda, pero en un espectro más ámplio, la FAMILIA queda subordinada a la SOCIEDAD.

Cómo es ésto?, muy sencillo, no podemos, con el afan de lograr el bienestar en la FAMILIA, perjudicar en algún modo a la SOCIEDAD. Pensemos un minuto y hagámos memoria en como se desarrollo el día y veremos que, algunos más otros menos, hemos cometido algún acto que perturba de cierta manera el derecho del prójimo.

Suena muy elaborado pero no lo es, y hasta a veces es muy sencillo y evitable si llevamos una convivencia un poco más ordenada.

Además, si lo meditamos bien lo podemos resumir a una regla casi general y muy sencilla, una regla que me han dicho hace muchos años y hasta ahora no le he encontrado falla en cuanto a su aplicación, y es que:

EN LA VIDA NO HAY QUE SER BUENO, HAY QUE SER JUSTO.

A mi, hasta ahora me viene dando resultado, espero que a ustedes tambien, ya que por ahí si cada vez más ARGENTINOS la ponemos en práctica, de a poco el resto nos vayan imitando, ya que creo firmemente que por suerte:

¡¡¡NO TODO ESTA PERDIDO!!!


jueves, 11 de marzo de 2010

¿DONDE QUEDO EL RESPETO?




Esta pregunta me la vengo haciendo desde hace mucho, no han visto que la gente en general esta muy irrespetuosa?

Encima, y lamentablemente, ya la falta de respeto no es privativa de las personas jóvenes, ni de los niños, no al contrario, ha llegado a alcanzar a las personas mayores; sí a los viejos, o gerontes, y estos, si se quiere, son hasta más groseros que los jóvenes, además que es peor.

Por qué es peor? Porque le agregan a la falta de respeto la altivez, nuestros abuelos se creen dueños de toda la verdad, ya sea por los años que han vivido, por las cosas que han vivido, etc. Además que están en una etapa que no se les puede decir nada, no se van a corregir, no van a cambiar ese aspecto. En cambio los niños y jóvenes, tendríamos la esperanza de poder corregirlos; pero miramos un poco más arriba y que vemos? A los padres de esos niños, al adulto responsable de la correcta crianza de ese niño, que acaba de faltar el respeto a otro mayor y hasta a veces con groserías peores que las que pueda realizar un niño.

Entonces, siguiendo un esquema en el pensamiento y el análisis de la situación, llego a la conclusión de que la gran mayoría de los argentinos, pequeños, grandes y viejos, son irrespetuosos.

Y no llego a esta conclusión así alegremente, no, como dije al comienzo, hace rato que vengo observando esto, y tengo varios ejemplos y voy a redactar solo algunos.

Como ya saben, soy cajero en un banco público, y esta condición me pone al frente de batalla de lo que es la atención al público en dicha institución.

El otro día me puse a hacer un censo, a ver cuanta gente saludaba, entonces me propuse esbosar mi mejor sonrisa y adelantar un "BUEN DIA!!!" bien sonoro. Y saben qué? me encontré que existe un nuevo saludo entre los argentinos, si leyeron bien!! un nuevo saludo:

Cada vez que yo decía un alegre -Buen día!!!

Me respondían:


-CUOTA!!!


O un renegado:


-AÑO!!!!


Mi mente todavía adormecida por la hora de la mañana, le costo un rato entender que lo que me querían decir era que pagaban la cuota o el año del impuesto de Rentas, o Arba como se llama ahora.

Pero, estamos haciendo un análisis demasiado chiquito para lo que se merece el tema, sí, no nos limitemos solamente al ¡BUEN DIA!, no, es más que eso.
Comenzemos a ver a nuestro alrededor, ampliemos el espectro de la situación y vamos a notar que la falta de respeto se encuentra insertada en todo lo que hacemos o decimos, porque no se limita solo a la ausencia de un saludo cortez, sino que también se extiende a otros aspectos de nuestra cotidianeidad, por ejemplo:

-Cruzar un semaforo en rojo-FALTA DE RESPETO.
-No dar el asiento a un discapacitado o embarazada  o anciano-FALTA DE RESPETO.
-No respetar las señales de tránsito-FALTA DE RESPETO.
-Tirar un papel en la calle-FALTA DE RESPETO.
-Discutir con la maestra porque el nene se porto mal y esta lo reprendio-FALTA DE RESPETO.

Y la lista puede ser muy larga si nos proponemos observar con detalle...

Ahora, ¿que consecuencias traen estas minucias?

Muchas y malas, si porque si nosotros nos manejamos con una escala de valores bajos o cási nulos, no podemos pretender ser mejores ciudadanos en aspectos más significativos de nuestra convivencia en esta sociedad, y ahí escribi una palabra clave: CONVIVENCIA.

Porque todo este análisis me llevo a creer que el Argentino es un ser que vive totalmente ajeno a su entorno. ¿Cómo es esto? se preguntaran ustedes.  Se los voy a explicar.

El Argentino es un ser que vive ajeno a su entorno porque lo unico que le interesa es su propia persona, sí, no otra cosa, y por ende se transforma en un ser sin respeto por el prójimo, no lo registra. Ve el fin no el medio para conseguirlo. Ejemplo? bueno aca va uno:

El otro día, en el banco, estaba atendiendo un cliente que realizaba una extracción importante de dinero de una de sus cuentas, en el momento que me disponia a contar la plata, teniendola sobre el mostrador, aparece una señora, muy bien vestida, muy arreglada, y se acerca, no mejor dicho, se tira sobre el mostrador blandiendo una boleta de Arba en la mano y poco más tirando al cliente del empujon que le dio.

-¡¿COBRAN ESTA BOLETA VENCIDA?!!- Espetó.

-Buen día, aguarde un segundito que termino de atender y la atiendo a usted señora.-Le respondí al instante.

-¡¡TE ESTOY PREGUNTANDO NADA MAS, NO ME QUIERO COLAR, PERO NO QUIERO HACER LA COLA AL PEDO!!-Me grito ofuscada la señora.

En eso el cliente me hace una seña como autorizandome a responderle, entonces le tuve que responder y mandarla a hacer la fila, a lo que ella me respondió como admirada:

-¡¡¿TODA LA FILA TENGO QUE HACER?!!-Pregunto alterada.

A lo que yo, sin palabras cordiales para responderle opte por bajar la vista y comenzar a contar la plata otra vez, ya que la respuesta a una pregunta de semejante envergadura sin faltarle el respeto me fue imposible expresar. La unica que me venía a la mente una y otra vez era:

-¡SI, BOLUDA, NO VAS A HACER LA MITAD DE LA COLA Y DESPUES PASAR A LA CAJA!!!

Pero no estaba yo en posición de perder la compostura y quedar como un irrespetuoso yo también.

Conclusión: Por favor tratemos de recuperar el respeto por los seres que nos rodean, se que no es fácil, pero támpoco es imposible...

martes, 9 de marzo de 2010

Carta de Presentación

En esta entrada intento dejar en claro mi perfil. Cuales son mis pensamientos, mi forma de ver las cosas, esos detalles o nimiedades que la mayoría pasa por alto, pero que, aunque imperceptibles para muchos, en conjunto hacen a la decadencia de la Sociedad Argentina.




Es un intento por comprender ¿QUÉ NOS PASA A LOS ARGENTINOS?, y claro, una vez que podamos comprenderlo, ver de que manera podemos llegar a revertir las cosas, para que, de una vez por todas lleguemos a ser reconocidos en el mundo no solo por un ex-jugador de fútbol, o por lo chantas que somos.




Esto es una especie de auto critica, no dejo de ser Argentino pero, lamentablemente, no se si sentirme realmente orgulloso de serlo.




Tengo 36 años, estoy felizmente casado y tengo 3 hermosos hijos, (que otra cosa podría decir un esposo padre de 3 hijos no?), además trabajo en un banco público como cajero, y esta condición me da la oportunidad de lidiar a diario con la gente que hace a este País. He llegado al punto de crear ciertos perfiles que describen, tanto al público que tiene la suerte de operar con la entidad bancaria en la cual me desempeño, como a los empleados que en ella trabajamos.




Ustedes dirán, es poco objetivo mi análisis, pero verán a lo largo de este blog que mis observaciones no se limitan sólo al ámbito laboral, también se me dio por comenzar a observar cada una de las situaciones en las cuales nos desempeñamos los Argentinos; tanto como compradores como vendedores, o siendo cliente o prestadores, consumidores o productores, etc.




En resumen, un análisis bastante profundo y con un dejo, si se quiere, de trasfondo filosófico.




No obstante, tratare de encararlo de forma, no digamos cómica, pero si tragi-cómica, porque así somos los Argentinos, lo más parecido a esa familia norteamericana que es tan popular entre nosotros.




Bueno, espero muchos comentarios así esto se pone interesante, y para también analizar otro aspecto más de la vida de nosotros los ARGENTINOS.




Muchas gracias y saludos a todos!!!!!









QUE TE PARECIO ESTA ENTRADA?